Blog málaga center

La revolución Masters of Torque, el comienzo de la familia MT

En el año 2005 Yamaha dio vida a la primera motocicleta con las siglas MT (Masters of Torque, Maestros del par Motor): la MT-01. Hoy en día, la familia MT constituyen el pilar principal de la gama de motocicletas de Yamaha.

La MT-01 supuso toda una revolución a nivel visual y mecánico para el mundo del motociclismo en general. Yamaha nos ponía en la mesa una motocicleta de gran tamaño y volumen, donde la principal referencia visual se encontraba en su motor, un bicilíndrico refrigerado por aire en V a 48º heredado de la Custom Road Warrior 1700.

Con simple árbol de levas, 8 válvulas, doble bujía y alimentado por inyección Mikuni, la potencia del motor de 1670 c.c. se situaba en 90 cv a 4750 rpm y se obtenía un impresionante par motor de más de 15 Nm a 3000 rpm. Este par motor, conjugado con su bien estudiado cambio de 5 relaciones, conseguía una contundente y rápida respuesta al acelerador a cualquier rango de revoluciones. El sistema de escape era una obra de orfebrería estilo 2-1-2 que acababa en dos silenciadores altos debajo del asiento que daban una espectacular imagen trasera a la MT-01. Debajo del asiento se incorporó un ventilador y los silenciadores estaban recubiertos con una cobertura anticalórica para proteger al pasajero.

La alta tecnología Yamaha mostraba sus credenciales en detalles como los pistones forjados, las cámaras de combustión de techo inclinado o los cilindros con recubrimiento cerámico. La parte ciclo también era de muy alto nivel. Su chasis era un Deltabox fabricado con las últimas tecnologías de fundición a presión CF de Yamaha, especializadas en fundiciones ligeras y complejas. Su tren delantero provenía de la R1 del 2004 con barras de 43mm de diámetro, cogidas con abrazaderas triples, frenos Brembo y pinzas monobloque de 4 pistones. El basculante trasero reforzado también provenía de la R1, aunque estaba adaptado para la ubicación del amortiguador multiajustable que se situaba en horizontal bajo el motor.

Los acabados de la MT-01 era impresionantes en todas sus piezas. Esta moto se diseñó siguiendo la filosofía japonesa del KODO, los tambores tradicionales japoneses que emiten un sonido grave y profundo. Arrancar una MT-01 era entrar en un mundo de sensaciones nunca visto antes en una moto de serie, con un estudiado sonido motor espectacular y cautivador desde la primera revolución. Esta estudiada filosofía se reflejaba incluso en las vibraciones al ralentí diseñadas para involucrarte en el espíritu de la motocicleta.

Se crearon tres niveles de preparación para la MT-01: los Stage 1, 2 y 3. En el primero, sus silenciadores altos debajo del asiento se cambiaban por unos Akrapovic que potenciaban aún más su personalidad. En el Stage 2 se añadían unos nuevos colectores de titanio y una centralita especializada. Por último, en el Stage 3 se añadían componentes de motor como pistones especiales y embrague reforzado, entre otros, para un uso de la motocicleta solo en pistas cerradas.

La MT-01 no fue solo una motocicleta. Con ella se iniciaba una nueva era en la forma de entender la moto para Yamaha. En torno a la misma surgió toda una nueva familia de accesorios y merchandising, precursores de la actual Fasters Sons que acompaña a las MT actuales.

En definitiva, la MT-01 fue una espectacular y especial moto con la que Yamaha buscó y consiguió que al conducirla cada golpe de gas fuera un evento de sensaciones.

Hoy día puedes disfrutar de las actuales Yamaha MT, que heredan la filosofía de la primera MT-01 en una amplia gama de cilindradas y variantes. Ven a verlas a Yamaha Málaga Motocenter y decide cual va a se tu MT. ¡Te esperamos!

Málaga Motocenter

Sobre qué te gustaría información