Blog málaga center

Yamaha XT 550

Descubre la Yamaha XT 550, el icónico y efímero modelo de la marca

En la larga historia de Yamaha han existido modelos de motocicletas y scooters muy variados, muchos de larga vida comercial y otros, a pesar de ser máquinas fiables y de buenas prestaciones, con no tanta suerte. Algunas veces, como el caso de la Yamaha XT 550, ni fue culpa de la motocicleta ni fue culpa de no tener aceptación en el mercado.

Aparecida en 1982, la Yamaha XT 550 apenas estuvo poco más de un año en el mercado, principalmente en el francés, y alcanzó su pico de ventas con total de 2324 unidades. En el tema deportivo, consiguió un título europeo de enduro y casi se lleva la victoria en el Dakar ’82 de no ser por un escalofriante accidente a alta velocidad del piloto Jean-Paul Mingets a unos 200km de Dakar cuando un error en el Roadbook le hizo caer en una zanja.

La XT 550 era la sucesora natural de la XT 500 de 1976. No significaba una evolución de la primera, sino una nueva moto que reforzaba y mejoraba todos los puntos de la anterior. Estéticamente se veía en ella una moto moderna donde destacaba un depósito de gasolina tipo Jumbo que recordaba al de las YZ de cross y montaba tras el faro delantero unos modernos cuenta kilómetros y cuenta revoluciones en estilo cuadrado, abandonando las formas de esferas.

El motor seguía siendo un monocilíndrico 4t refrigerado por aire que ahora montaba culata de 4 válvulas, encendido CDI, sistema YDIS de carburador Teikei Y26PV/TV de doble cuerpo, equilibrador en el cigüeñal para reducir vibraciones y descompresor en la pata de arranque, entre otras mejoras y evoluciones.  Con sus 558 cc, conseguía 38 cv de potencia a 6500 rpm y una velocidad punta entorno a los 150 km/h.

Además, las suspensiones crecieron en recorrido efectivo y en el cantilever trasero se colocó un amortiguador de carbono en un basculante en sección cuadrada y la nueva horquilla se desplazó del eje de la rueda. En definitiva, la XT 550 lo tenía todo para seguir la exitosa carrera de su antecesora y convertirse en otra superventas de Yamaha, pero cesaron su producción porque Yamaha Sonauto tenía preparada para 1983 una nueva moto que dejaría obsoleta a la 550. Llegaba la XT 600 Z Tènèrè.

Málaga Motocenter

Sobre qué te gustaría información