Blog málaga center

YSR 50 e YSR 80

YSR 50/80: pequeñas de tamaño, enormes en ventas

A lo largo de su historia Yamaha ha lanzado modelos de motocicletas de todo tipo, algunos de ellos muy curiosos. Hoy os traemos unas pequeñas motos que fueron líderes de ventas indiscutibles en Japón desde su aparición en 1986 hasta su cese de producción en 1992. Se trata de las pequeñas YSR 50 e YSR 80.

A finales de los ochenta las carreras de ciclomotores y de pequeñas motocicletas parecidas a lo que hoy llamamos Pocket Bike estaban en gran auge. Yamaha se sumó a la tendencia poniendo a la venta las YSR 50/80, pero con una gran diferencia sobre sus competidores. Las YSR eran motocicletas completamente válidas para circular por las vías públicas, con su sistema de luces, intermitencias, claxon, cuadro de relojes y espejo retrovisor.

Se vendieron sólo en el mercado japonés, en EEUU y en Canadá. Por eso hoy día son objeto de culto y raras de ver a la venta. Estas motos tenían una bella línea deportiva en la que mezclaban las formas de las YZR 500 de GP y de las FZR de calle. Eran pequeñas y bajitas, con su asiento a solo 630 mm de altura, en parte debido a sus pequeñas ruedas de 12″ de diámetro con generosas medidas de 100/90-12″ y 120/80-12″. El peso de las motocicletas era de 75 kg.

Las dos versiones montaban un motor monocilíndrico refrigerado por aire con admisión por láminas y bomba de engrase Autolube de fabricación propia de Yamaha. Las potencias eran de 7 CV para la 50 y 8’8 CV para la 80 c.c., ambas conseguidas a 8000 rpm. Además, tenían embrague húmedo y una caja de cambios de 5 velocidades.

Los frenos comunes también en las dos casos eran un disco delantero de 203 mm y un tambor trasero de 110 mm de diámetro. El chasis de la YSR era un perimetral tipo doble viga en acero con el subchasis desmontable y el basculante de sección rectangular también en acero. Las amortiguaciones constaban de una horquilla convencional y un monoamortiguador anclado directo al basculante.

A lo largo de su comercialización Yamaha llegó a sacar ediciones limitadas con colores y gráficas exclusivas e incluso un sidecar, accesorio muy raro de encontrar hoy día y muy cotizado.

En los EEUU estos modelos tuvieron problemas de homologación como ciclomotor al tener cambio de marcha, así que se homologaron como motocicletas. Su éxito comercial allí fue enorme e incluso tuvieron campeonatos propios. En las competiciones de la WERA los domingos después de las carreras era normal ver a muchos pilotos divirtiéndose con ellas en carreras que discurrían en los diferentes aparcamientos de los circuitos.

Yamaha YSR 50/80, pequeñas de tamaño y enormes en popularidad y ventas.

Málaga Motocenter

Sobre qué te gustaría información